domingo, 13 de marzo de 2016

El Diablo es seis

Arrancó el año del Mono, llegó el carnaval y this monkey's gone to Heaven.
Brevísimo reporte fotográfico de la fiesta de MOMO y Mono en Casa 13.
En principio hay que decir que circuló mucha, mucha, mucha agua, en uno de los pocos días de febrero que no llovió. Por lo tanto, las cámaras de foto estuvieron algo empañadas, no obstante algo logramos sacar en limpio: mucha piel.
Nuestra pequeña Colombina, infaltable los carnavales y los primeros de mayo, llegó avanzada la tarde y se quedó hasta la medianoche. Gracias Emma!!
Y si de magia se trata, otra entusiasta carnavalista casatrecina estuvo también colaborando mucho con la cuestión de vestuario y maquillajes faciales-- Cuqui.
Todas las cuestiones de vestuario y maquillaje promovidas y supervisadas por las Tamagnini's, fundadoras del ciclo mómico en la Casa 13...

Y eso, fin de verano, música, mucha música, agua, mucha agua, carnaval y año nuevo chino. La casa y su múltiples formas de ser habitada...





Y este mono se fue al Cielo!!!








jueves, 28 de enero de 2016

Valorizo a ocupação

Preparándonos para despedirlo el próximo sábado a las 20, aquí reportamos brevemente la expo de Ateliê Pajé en el marco de Resistrece.

Esa personalidad especial de Pajé, con una actitud de valorizar las cosas comunes, nos llevó a armar este tipo de fotos, donde "todos miramos a la cámara"... Parece sencillo, pero logramos una después de unos 12 intentos. Así, de frente a la cámara, también es su pintura.
Las primeras horas de la muestra estuvimos disfrutándolas entre los flashes y las velas, una manera bien interesante de conocer gente por cierto!
El corte de luz invirtió la forma de relacionarnos con la obra. Al principio fue todo un poco más intuitivo, decidimos tomar algo hasta que volviera la energía y pudiéramos leer todos y cada uno de los papelitos y libros que integran este particular Mapa de viaje. De a poco fuimos corriendo las cortinas, incorporando un poco de luz de los otros patios, asumiendo que las penumbras pueden ser más prolongadas de lo pensado. Algunas de las personas que visitaron la muestra estaban especialmente interesadas en las residencias, otras en saber sobre Casa da Xiclet, y Fabhio, bueno... a Fabhio le interesa toooodo de tooodo de tooodo...
Finalmente volvió la luz, entonces ya estábamos bien instaladxs, con las coxinhas servidas y la caipirinha circulando!



También se nos hizo más visible el mapa, con el manifiesto de Pajé: Valorizo el arte - Valorizo a ocupação, y el sutil texto que Julia Tamagnini escribió durante La espera de "Ocupación - Pintura. Acción artística ritual"



Después de leerlo, Pajé me comentó que realmente se puso muy contento con la lluvia del domingo: "la ciudad la esperaba, yo la esperaba"... Una manera especial, como él, de formar parte de la Casa 13. Sí, se terminó el calorón, sonreímos, después nos reímos y después nos quedamos riendo juntxs hasta las 4 am... la posibilidad de la tormenta.
Habitante estival de la 13, toda la pintura del mundo. El próximo sábado cierra Ocupación - pintura. Acción artística ritual, se termina enero y Pajé vuelve a casa.

Y empezamos de nuevo con la espera... Saudade.

martes, 29 de diciembre de 2015

Ver en presente

Este mes, sí, increíble, ahora mismo en diciembre estuvimos con publicaciones de Casa 13, Fanzine Time y amigas amigos en AVESSA, feria de publicaciones independientes organizada por Sesc Pompeia en San Pablo, Brasil----- El 12 y 13 de diciembre desembarcamos en la avenida São João, equipo A en Santa Cecilia, alojadxs con Renato Maretti, el equipo B en Higienólpolis, alojada con el gentil equipo del hotel Tryp y compartiendo el desayuno con parte de los nuevos vínculos que fuimos tejiendo con nuestras participaciones en la Feria Tijuana: Julia Panadés, Amir Brito, y el extenso grupo de Belo Horizonte; Amanda Texeira, Jeison Placinsch y grupo grande de Porto Alegre; Gabi y Marc de Paréntesis, Floripa, las chicas de Colombia (Nada), México (autofanzina...), BigSur South American Rockers allí también...

Nos los conozco pero los quiero igual, dice el póster de Paréntesis, y sí, trajimos pocas fotos pero amamos San Pablo:
Este fue el primer año que Casa 13 es invitada a Avessa (también este año la feria estrena nombre), y nos comentaron que la idea fue que participaran, además de las publicaciones de artes, la presencia de zines y quadrinhos... Fanzine Time fue muy bienvenido entonces, una especie de warming up para la Feria Plana el próximo enero.
Vecinas y vecinos de stand con muchos fotolibros, también compartiendo información sobre la risograph, los papeles autóctonos de Brasil, las tintas, los métodos de impresión, clubes de lectura, poesía autopublicada, clínicas de edición de ideas, talleres gráficos... Fue un intenso encuentro y reencuentro por allá.
El Sesc Pompeia es un lugar conocido, de nuestro habitual barrio (cerca de la casa de Paula Borghi y la Mercearía de São Pedro), y las chicas de la organización han sido muy atentas y entusiastas. Nos impresionó incluso el tacho con paraguas para disponibles para disfrutar del Sesc las tardes de lluvia.

Aquí cámara subjetiva desde nuestro cálido rinconcito de feria, y la instantánea del grupo, Ana, Jessica y Agustín, listxs para atender en portugués, español y portuñol.

Además de las donaciones que dejamos para el Sesc, que pondrá las publicaciones a disposición del público, hicimos varios intercambios y recibimos algunas publicaciones (Journal Do Borda y Autonomía-autorregulación-autoapachamiento entre otras) para la Casa 13. Gracias a toda la gente, que ha sido más que generosa.
San Pablo, día, noche, verano, invierno, lluvia o neblina... Una vida no basta!! Todas las canciones de Adicta se las dedicamos a ella:

Y despedimos el 2015 con la última e infaltable postal de la Mercearía (todos los años allí), con Jessi entrándole a la Itaipava como nunca.

Bordar de pájaros las banderas

El 14 de noviembre estábamos de nuevo reunidas en la casa, desenroscamos la vieja bandera y bordándola, preparándola, salimos para la VII Marcha del Orgullo y la Diversidad de Córdoba, que este año se reunió con la consigna "el cambio es cultural, la revolución empieza por casa". Y sí.

Sin solución de continuidad, vamos desde un verso de Lemebel leído frente a la izquierda chilena en 1986 a los versos de Ricky Martin (con suerte) escuchados y bailados en la calle ese sábado... -Fotos de Ana Sol Alderete y Jéssica Gómez.


Llegamos al Parque Las Heras caminando desde Casa 13 con la bandera enrollada, y la desplegamos, con algo de viento, entre una feria bien tupida, con banderas, música, drag queens, gay geeks y más...


En seguida llegaron Lucía Tamagnini y Agus Liarte con el armamento de disfraces, así que con Julia, Delfina, Jessica, Muli y Panchito fuimos eligiendo y descartando el vestuario y accesorios de la marcha...



Han sido semanas intensas, ni qué decirlo, y ahí nomás se nos acercaron militantes de la izquierda a preguntarnos "¿quiénes son, ustedes quiénes son?", una pregunta que parece no se alcanzaba a responder con "casa 13". La pregunta era si éramos K o de izquierda, para saber en qué mitad de la columna nos teníamos que parar... Importante desconcierto que resolvimos marchando en la frontera entre ambas.


Fue liminar también la situación con el viento, que nos dificultaba mucho llevar la bandera erguida, y finalmente quebró las varas que teníamos. Bien! Inesperadamente mejor, agarramos la bandera con las manos y la llevamos bailando, mientras pasábamos por la mítica esquina de Igualdad y General Paz, a metros de lo que alguna vez fue El Ojo Bizarro.


Y hacia la ciudad, a mezclar, bailar, caminar la casa.




Ale Castro un ratito, Andrea Ortega de principio a fin, como suele suceder la bandera fue llamando amiguex a llevarla por la avenida.



La musea y la calle. Y semáforo en rojo y semáforo en verde...





Es gratis por ahora

"Súbanme a la internet, es gratis por ahora, por ahora", nos decía Nicolás Sicardi aquel domingo 1 de noviembre, esa fresca noche en que paró la lluvia y nos juntamos a escuchar ESTA CANCIÓN PUEDE ROMPER TU CORAZÓN VOL. I en Casa 13.
Bueno Nico, te tomamos la palabra y así arrancamos este pequeño reporte de esa noche y otras nochecitas novembrinas de la casa. Va con cuatro fotos facilitadas por Valentina Etchart, mil gracias para ella también.

Allí nos juntamos temprano, con una brevísima prueba de sonido acoplada a las cervecitas, feria de publicaciones varias, reencuentros con amigas y amigos que estaban dando vuelta buscándole la ventana al mal tiempo.
Arrancó la música con Juan Bitar y su set de hits, aunque se hizo desear y no quiso tocar la canción de Un Pequeño Deseo (cuac!)... Ahí salió, sin vestirse de mujer esta vez, pero acompañado por su indispinsable compañero Catriel.


La pública very happy, tarareando las canciones y combatiendo el romanticismo.

Siguó el propio Nico Sicardi, con su hermoso repertorio de cortezas de molle y partes que faltan. Lueguito nomás (mucha música y pocos entreactos) arrancó Naif y Oscuro, la (para mí) sorpresa de la noche. Encantador y bien frontal, tocó también unas cuantas canciones.

Cerró la ruptura de corazones el habitué Martín Pinkerton, siempre en los detalles de sonido y escenografía de todo el grupo... Y la noche terminó con un bailongo a cuatro guitarras, primero, y luego musicalizado por djsicardi... muy divertida y etílica!

13 días más tarde estábamos de nuevo desafiando al mal tiempo (realmente, fue una noche comprada al Diablo, perfecta, sin viento, sin lluvia, con estrellas) y participamos de la Feria de Editoriales Independientes de la Facultad de Filosofía y Humanidades, en el marco de la Noche de los Museos, el 13 de noviembre en el Pabellón Brujas.
Unas organizadoras muy cumplidas y nada brujeriles, estuvimos muy cómodas. El público muy curioso, además de las y los feriantes que nos íbamos hojeando libros y revistas las unas a los otros. Fotos de Jéssica Gómez y Ana Sol Alderete.


Llegamos a la feria con un par de novedades: La Destrucción, de Jéssica Gómez, la revista Boba de nuestrxs amigxs de La Plata y nuevos zines de Gato Gordo (Tucumán) y de Agustín Navarro.



Compartimos la mesa con los amigos de Pornos, proyecto literario hecho "por nosotros", y también con ellos compartimos la ronda de recomendaciones de título. Bien interesante lo que llevaron los chicos.


Y nos quedamos hasta el final final, cuando las estrellas brillaban y nuestro vecinos habían guardado sus libros. Y ahí, unos minutitos antes de irnos, vendimos los últimos zines y manifiestos.